miércoles, 5 de octubre de 2022

Diana

¡Hola! En esta entrada os presentaré una desconocida muñeca.

Diana (que inicialmente iba a llamarse Natasha) es una muñeca creada por la fabricante de muñecas bielorrusa Belkukla, que la lanzó a finales de 1990. Mide 30 centímetros, está producida en plástico y se articula en cabeza, brazos y piernas. 

La muñeca representa a una chica joven de figura esbelta y suele ser rubia, aunque también presenta cabello pelirrojo, castaño, negro e incluso de colores de fantasía, como el azul. La melena, siempre del mismo largo, puede ir suelta o recogida en moño, coletas... 

Sus rasgos consisten en una boca cerrada sonriente con los labios pintados, nariz ancha, grandes ojos pintados de distintos colores y cejas finas que están bastante juntas. Hubo un modelo con molde facial distinto, donde los ojos y la boca eran mucho más pequeños, pero duró muy poco en el mercado y permaneció el original. Un dato interesante es el del maquillaje, puesto que en la época soviética no estaba permitido producir muñecas que lo tuvieran demasiado marcado; de hecho, al intentar hacer a Diana más expresiva, hubo quejas por parte de los padres, que la veían desafiante.

Por lo que respecta a la ropa, posee todo tipo de atuendos, desde vestidos de princesa y novia hasta los de noche, cortos o largos, y otros más formales, de blusa y falda de tubo. Al tener un cuerpo bastante curvilíneo, se le creó vestuario propio por separado, puesto que los de otras muñecas occidentales no eran compatibles.

A principios de la década de 2010 la empresa empezó a innovar con colores de pelo y rostros más atrevidos como, por ejemplo, labios de un rojo intenso, sombras de ojos mucho más llamativas, ojos más grandes y pestañas muy largas. A parte de estos cambios, también fue lanzada la versión con la boca abierta, así como una de mirada ladeada que encantó a los coleccionistas. Dada la buena acogida de estas novedades, Belkukla arriesgó lanzando modelos con tatuajes en la cara. Además, ante las demandas de los coleccionistas, aparecieron muñecas que tenían aquel segundo molde de escaso éxito, con rasgos delicados (boca cerrada y raya delineada en el ojo).

En 2014 se tomó la decisión de dejar de producir a Diana, ya que había una enorme competencia con multitud de muñecas maniquí, en especial Barbie. A esto hay que añadirle que esta era una muñeca cara de producir, ya que se empleaban materiales de calidad provenientes de Alemania, lo cual complicaba su supervivencia ante las competidoras directas, las muñecas de producción china de bajo coste. Aun así, ese no es el final para la muñeca; desaparecieron las de la línea regular pero, a cambio, se lanzaron a finales de ese mismo año unas nuevas que lucen el traje tradicional bielorruso, todo ello a raíz de que no había ninguna muñeca que lo llevara (ni siquiera Barbie), por lo que se consideró que tendrían éxito en su país natal y también serían un souvenir para los turistas. 

Diana es la muñeca bielorrusa más longeva y contó con éxito entre el público infantil y coleccionista adulto, tanto en su país natal como en Rusia. A pesar de que su producción sea testimonial, hace pocos años fueron lanzados varios modelos basados en un personaje del folclore eslavo (la doncella de la nieve o Snegúrochka) que aún siguen en venta, por lo que esto parece indicar que Belkukla está optando por crear muñecas que representen la cultura de la región en vez de las típicas maniquí, que no fueron capaces de sobrevivir en un mercado tan competitivo. En definitiva, se trata del último vestigio de muñecas maniquí soviéticas.





































































































































































***

Una muñeca que, de algún modo, está "hermanada" con Diana es Victoria, de la fabricante rusa Vesna. Es prácticamente igual, tanto en el cuerpo como en la cara, y esto se explica porque los moldes fueron vendidos a ambas empresas por parte del Instituto para la producción de juguetes, en Zagorsk (Rusia). Presentan ligeras diferencias en el maquillaje pero hay que destacar que, a diferencia de la muñeca bielorrusa, Victoria tuvo un novio llamado Víctor y contó con otros familiares y bebés. Estuvo en el mercado hasta mediados de la década del 2000 (en 2004 seguía fabricándose).


























































(Victoria y Diana)

***

Es posible que, después de la desaparición de Victoria, irrumpiera otra muñeca de Vesna llamada María, rubia y con unos rasgos muy distintos, que suele ir vestida de princesa o novia o bien con trajes tradicionales rusos, y tenía un novio llamado Román. Duraron unos cuantos años pero son toda una rareza, a diferencia de las otras muñecas que os he mostrado.



















(Victoria y María)

Fotos: dollplanet.ru, belkukla.by, babiki.ru, forum-dollplanet.ru, elgrasso.by, wildberries.ru, amigi.deal.by, festima.ru, avito.ru, instagram.com (myfavouritesdollcollection, petrovnaja, andrea_mulder, vesnatoys), wiki.kuklopedia.ru, barbieplanet.ru, poprygunchik.ru, babytoy.ru.

Espero que os haya gustado.

¡Hasta la próxima!