jueves, 8 de noviembre de 2018

Nina Gira Gira


¡Hola! Hoy vengo a mostraros una muñeca de mi infancia que, en concreto, es de mi hermana.

Se trata de Nina Gira Gira, una muñeca que fue distribuida por Famosa y llegó a España en 1998. No obstante, quien la fabricó fue la juguetera americana Toy Biz, en 1997. Además, su nombre original es Casey Cartwheel.

Desconozco cuando le regalaron la muñeca a mi hermana y en que ocasión (supongo que en Navidad y, seguramente, en Reyes), pero estoy completamente segura de que no fue cuando llegó a nuestro país, en 1998, porque ella había nacido el año anterior y era muy pequeña aún. Lo más probable es que estuviese a la venta varios años y, quizá, la tuviese en Reyes del 2000, antes de que llegase yo, o incluso cuando ya había nacido.

El caso es que tanto ella como yo hemos jugado mucho con esta muñeca y le tenemos mucho cariño. De hecho, después de sacarla y hacerle fotos, le dije a mi hermana lo bien que lo pasábamos con ella (y no solo nosotras, cuando venían nuestros primos y primas a casa, les encantaba jugar con ella), y ella me contestó que sí y que, además, es su muñeca favorita. 























Como veis, se trata de una animadora que tiene un conjunto formado por una camiseta rosa de manga corta con una C inscrita en una flecha amarilla y una falda corta a rayas verticales azules, rosas, amarillas y verdes. Además, debajo tiene unas braguitas fucsias hechas en plástico.

Su calzado son unas deportivas rosas y amarillas que tienen unos calcetines fucsias; todo ello fabricado en el propio plástico de la muñeca. La suela es de una especie de espuma negra.

La muñeca trae consigo un soporte fucsia que, en cuestión de uno o dos años, ha mutado de color (el original es el de la parte de abajo) y tiene un espacio para colocar los pies y un pinza para fijar la mano izquierda.

Sus brazos y cintura están articulados para que tenga una movilidad mucho más fluida. Además, las manos presentan unas cavidades con imanes para poder fijar en ellas los pom-poms fucsias con tiras rosas y amarillas.

Y os preguntaréis, ¿y todo esto, para qué? Pues bien, el mecanismo de esta muñeca es sencillo a la par que curioso: al colocar el pom-pom en cada mano (que tiene metal por dentro, por lo cual es muy pesado), la muñeca carga con mucho peso. Esto se hace con la mano izquierda cogida de la pinza. Entonces, cuando se suelta, la muñeca cae por el peso, haciendo una voltereta lateral (cartwheel significa voltereta lateral en inglés) y deja los pom-poms cuando estos tocan el suelo.





Su pelo es rubio y está recogido en una cola alta mediante un lazo rosa (en ninguna de las fotos se acaba de ver, pero estar, está). Además, tiene un flequillo muy ahuecado. Lo malo es que el pelo está "totum revolutum", y no veo manera de ponerlo bien sin deshacer el peinado...

Su carita es muy dulce y está formada por una graciosa boca abierta en la que se ven los dientes y la lengua, con los labios pintados de rosa; una nariz chata, ojos redondeados azules con sombra marrón y unas cejas dibujadas trazo a trazo. Todo ello le confiere una expresión que la hace adorable.



Así era originalmente:












(Versión original de 1997. La afroamericana nunca llegó a España, cómo no...)







(versión española, 1998)


Fotos: todocoleccion.net, pinterest.com, worthpoint.com, amazon.com, museumofplay.org, shopgoodwill.com, texaswatertowers.com, picclick.com. 


Y aquí la veis en acción (no sabéis lo que ha costado hacer las fotos cuando estaba haciendo la voltereta):







Normalmente cae abierta de piernas, aunque algunas veces, con suerte, queda de pie (estuve un buen rato para que pasase). También es cierto que hay veces que no sale bien la voltereta y la pobre se cae.












Como es lógico, los pom-pom pesan tanto que la muñeca se inclina hacia algún lado. Únicamente si la aguantas (o apoyas un poco la cabeza en la pared), se queda recta.


Os dejo unos anuncios:



(primer anuncio, 1997)



(segundo anuncio, 1997)




(versión corta del segundo anuncio, 1997)



Espero que os haya gustado.


¡Hasta la próxima!