miércoles, 28 de noviembre de 2018

Barbie Peina y Maquilla


¡Hola! Hoy vengo a mostraros un juguete de mi infancia. Como podéis apreciar, no es una muñeca en sí, sino un busto de Barbie, concretamente Barbie Peina y Maquilla (que originalmente es Barbie Get Glam).

Fue fabricada en 2002, pero a España llegó en 2003 (precisamente encontré en Internet el catálogo de navidad de Toys "R" Us de ese año y aparecía ella, ojalá pudiese conservarlo...) y mi hermana la recibió en Reyes de 2004 (seguramente, porque para Papá Noel siempre teníamos regalos más pequeños).

Hemos jugado muchísimo con este busto, a mi hermana le encantaba y, por suerte, se ha salvado de las temidas -por mí- limpiezas. Lo que me pareció muy curioso fue que, antes de saber que en España se llamó Peina y Maquilla (que lo descubrí hace cuestión de pocas semanas), nosotras la habíamos llamado así siempre. Yo la verdad es que creía que nos referíamos a ella de esa manera por mera asociación de conceptos (porque, claro, es un busto para peinar y maquillar), así que quizá mi hermana y yo tenemos muy buena memoria y recordábamos el nombre que venía en su caja sin saberlo.












Como podéis observar, se trata de una cabeza con larga melena rubia y lisa, con un gran flequillo. Lleva una especie de top anudado al cuello de color morado-azulado con una estrella azul con purpurina encima del pecho. Se trata de un botón que, al ser apretado, provoca que se oiga una frase diferente cada vez. Todavía recuerdo "¡Cambia mi imagen!" o, mi favorita: "¡Hazme una cola de caballo!" (ya se le han acabado las pilas, pero duró bastantes años).






Su rostro está formado por una boca sonriente de labios rosados que deja ver sus dientes, una nariz chata pero nada desproporcionada y ojos grandes y redondos de color azul con sombra marrón, rosa y color crudo encima. Además, tiene debajo del ojo derecho una especie de tatuaje de una estrella azul.

Como podéis ver, hay bastantes marcas de maquillaje en su cara, en especial de un pintalabios naranja... Y no hay manera de quitarlas. Pero no está del todo mal, ya os enseñaré algo que está peor...

Unas fotos:











Así era originalmente: 
















Fotos: pinterest.com, todocoleccion.net, collectorvalues.com, ebay.com.


El único accesorio que conservamos es la diadema lila. A propósito, yo no recordaba que aparecía o desaparecía el maquillaje según la temperatura del agua, aunque mi hermana sí. De lo que no nos acordábamos ninguna de las dos era de las extensiones y el hecho de que sus colores cambiasen.

Y por cierto, qué bonita es la afroamericana. Pero, como casi siempre, a España no llegó...



Aquí podéis ver que mide lo mismo que Barbie, 30 centímetros. A esta Barbie se la ve un pelín más alta porque lleva tacones de infarto, pero si se los quitase estarían a la misma altura.


Para acabar, os dejo el anuncio (en inglés):






Espero que os haya gustado.


¡Hasta la próxima!

miércoles, 21 de noviembre de 2018

Belter


¡Hola! Hoy vengo a mostraros una bonita muñeca: Belter.

Belter fue creada por la fabricante de muñecas española Famosa a principios de los años 60, probablemente en  1960 o 1961.

Está fabricada en poliestireno y polietileno, aunque los últimos modelos ya presentan la cara de goma. Además, su cabello es una peluca que se pegaba a la cabeza, excepto en las últimas muñecas, en las que ya es implantado.

Su cuerpo presenta articulaciones en cuello, brazos, piernas y cintura; y cuenta con un llorón que puede estar ubicado en la espalda o la barriga. Respecto a su altura, Belter puede ser de diversas medidas: 40, 45, 50, 58 y 70 centímetros.

Su rostro es muy dulce, con labios gruesos, nariz chata, grandes ojos de iris margarita durmientes (azules o de color miel) y finas cejas marrones arqueadas.

Su cabello puede ser rubio, platino, castaño, moreno o pelirrojo; peinado en dos coletas adornadas por lazos, mayoritariamente. No obstante, existen otros peinados como las trenzas, las coletas o bien la melena suelta; que suele ser larga y lisa.

En cuanto a su indumentaria, Belter viste conjuntos muy similares a los del resto de muñecas maniquí de Famosa de aquel tiempo, como Guendalina y Pierina (entradas de las cuales os recomiendo visitar, si queréis observar a dos bellezas): vestidos cortos y entallados muy joviales, con estampados diversos; conjuntos de minifaldas o pantalón, atuendos regionales e incluso uniforme marinero. Cuanto más grande es la muñeca, más adulta y esbelta es, por lo tanto, sus vestidos estilizan más su figura; mientras los modelos más pequeños lucen vestidos de corte más infantil.

Belter, la muñeca que obtuvo su nombre a partir del de la nieta del creador (anagrama de Isabel y Teresa), no cosechó demasiado éxito y desapareció del mercado a mediados de los años 60. Hoy en día no es muy fácil encontrarla a la venta.

Es común que mucha gente la confunda con Pierina, ya que es cierto que sus rostros son parecidos aunque, a mi parecer, Pierina es mucho más bonita y es sencillo distinguirlas. Para saber cuál es cuál únicamente hay que fijarse en las medidas, ya que Pierina únicamente tuvo una, mientras Belter presentó cinco tamaños distintos. Además, Pierina está articulada en ingles, tobillos y muñecas y Belter no.

Finalmente, es destacable comentar que, después de este estudio sobre Belter, he llegado a la conclusión de que se parece más a Nancy que la propia Pierina, que todo el mundo considera como el "germen" de su nacimiento. 








































































































Fotos: todocoleccion.net, amavib.com, mymy-misfamositasbonitas.blogspot.com.es, flickr: criscrash13. 



Espero que os haya gustado.


¡Hasta la próxima!