miércoles, 25 de abril de 2018

Teresín


¡Hola! Hoy vengo a mostraros una muñeca española de antaño: Teresín.

Teresín es una muñeca creada por la empresa de muñecas española EDA (siglas de Enrique Durá Amorós, el fundador de la fábrica), que apareció en el mercado en 1954.

Se trata de una muñeca fabricada en cartón piedra, con cabeza de celuloide, que puede presentar diversos tamaños. La más pequeña mide 30 centímetros, mientras la de mayor tamaño es la de 45 centímetros, la más común y fácil de encontrar, junto a la de 35.

Se trata de una muñeca que presenta una figura estilizada, propia de la década de los 50, dejando atrás el canon de niña regordeta de años anteriores. Teresín, además, presenta un atractivo añadido: no sólo está articulada en cabeza, brazos y piernas, sino que también puede mover su cintura. Tiene llorón en la espalda (en el caso de los modelos de tamaño pequeño, en la barriga) y el primer modelo tenía marcado en la nuca el nombre de la muñeca.

El rostro de Teresín es muy particular y expresivo: en él destacan su boca abierta en la cual se aprecian sus dientes y, especialmente, sus ojos, muy grandes y redondos, basculantes. Sus cejas arqueadas acaban por darle ese toque especial que la hace parecer una niña curiosa, traviesa...

Su cabello, que era una peluca, normalmente era castaño, aunque también encontramos modelos con melena rubia, morena... La muñeca podía lucir melena corta o larga y los peinados podían ser diversos: coletas, trenzas...

Sus conjuntos eran mayoritariamente vestidos de corte veraniego, típicos de la época y más bien de corte infantil. Además, era muy común verla enfundada en trajes regionales o bien de comunión.

A finales de los años 50, en 1959 aproximadamente, apareció un nuevo modelo de Teresín, fabricado ya en poliestireno. Presentaba un nuevo cuerpo más estilizado y con las mismas articulaciones, aunque al cabo de poco tiempo el cuerpo fue cambiado y dejó de tener articulaciones. Mide 50 centímetros.

Su nuevo rostro posee unos rasgos más adultos y seductores, haciendo que diste del primer modelo. No obstante, en los últimos modelos su cara pasa a ser ya de goma y a pierde la personalidad y fuerza que transmitía.

En 1963 Teresín se somete a un cambio drástico. Su cuerpo, que sigue teniendo las mismas articulaciones, ahora es menos estilizado, ya que representa a una niña de menor edad. Su rostro cambia por completo, pareciéndose al de la gran mayoría de las muñecas de principios y mediados de los 60. Puede medir 40 o 50 centímetros y su cabello pasa a ser implantado en la cabeza.

Teresín desaparecerá del mercado poco tiempo después, a mediados de los 60, dejando atrás años de grandes éxitos, puesto que fue una de las muñecas más famosas y deseadas en España durante los años 50.




















































































































































Primer modelo (1954-finales años 50): todocoleccion.net, tesorosdelayer.com, trozosdetartadefresa.blogspot.com.es, lasmunecasdekatt.blogspot.com.es, elclubdellibro.wordpress.com, loscaprichitosdemamen.blogspot.com.es, amavib.com, ninesbarcelona.wordpress.com, flickr: Tartadefresa.























































































Segundo modelo (finales años 50-1963): todocoleccion.net, amavib.com, flickr: Tartadefresa.

















 











Último modelo (1963-mediados años 60): todocoleccion.net.



A mí me parece una muñeca bonita, en especial el segundo modelo, es simplemente preciosa la Teresín de esa época.


Espero que os haya gustado.


¡Hasta la próxima!


4 comentarios:

  1. Bonito estudio sobre Teresín. Yo tengo una muñeca que me la vendieron como Pierina pequeña, luego me informó Salud Amores que Pierina solo hay de un tamaño. Un día descubrí a través de Salyperla que podía ser una Teresín de los 60, pero hoy no veo ninguna igual entre la gran cantidad de fotos que nos has puesto. De todas formas cuando llegue a casa lo volveré a mirar con la muñeca delante del ordenador.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Ana Isabel! Ojalá puedas identificar a tu muñeca pronto. Sea o no una Teresín, seguro que es muy bonita y la estás disfrutando mucho. ¡Besos!

      Eliminar
  2. Qué curioso que se le vean los dientes!! Creo que no hay muchas muñecas que los enseñen, no? La verdad es que las caras son muy diferentes de una época a otra, sobre todo la primera y la tercera época no se parecen en nada. Es curiosa su evolución tan grande. Lo que más me gusta son los distintos modelos de vestidos, muchos tienen un gran trabajo de confección. Eran otros tiempos me temo!
    Tengo que preguntarle a mi madre (83 años) si la conoce, aunque igual en esa época ella ya no jugaba con muñecas. Se casó a los 20 en el 55, así que....
    Muchos besos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola Rosana! Se estilaba mucho que a las muñecas de antaño se les viesen los dientes (si buscas las entradas de muñecas españolas de los 40 y 50 podrás comprobarlo), aunque si es cierto que Teresín tiene una sonrisa mucho más amplia y visible. Y sobre la evolución, a mí también me parece curiosa, no es más que un signo de los cambios de moda y estética vertiginosos, que cambiaban en muy poco tiempo.
      Mis abuelos se casaron en 1959 y 1965, así que mis abuelas recuerdan a Mariquita Pérez y poco más...
      Una de mis abuelas se hacía las muñecas con trapos viejos, fueron años muy duros, no había para comer así que mucho menos para muñecas...
      ¡Besos!

      Eliminar